Los violadores no son enfermos: reproduciendo la cultura de la violación 2

Ana María Gutiérrez  Ibacache

OPINIÓN: «Yo pienso que nosotras no necesitamos sentir más miedo. Necesitamos hacer que el miedo sea innecesario» (MacKinnon, 2014:124)

Desde que tengo consciencia de mi cuerpo de mujer, y específicamente a partir de losana doce años que fue cuando sufrí el primer agarrón en la calle (un hombre se sintió con el derecho de tocarme sin que yo lo quisiera),  es que uno de mis más grandes miedos, antes que la muerte incluso, es que me violen. Esa posibilidad para las mujeres siempre está presente y desde niñas nos educan para que seamos conscientes de ello, para que nuestros cuerpos, vestimentas y comportamientos no provoquen ni tienten a posibles agresores, porque claro eso es más factible que enseñar a los hombres a no violar. Lo que aquí relato es lo que se entiende como la cultura de la violación, que es la manera en que una sociedad se manifiesta hacia la violación y otros tipos de violencia sexual, bajo un prisma de aceptación validado social y culturalmente (Kearse, 2013). Somos reducidas a un objeto sexual mediante la cosificación de nuestros cuerpos y se nos culpabiliza cuando nos violan porque seguramente estábamos borrachas, drogadas, usábamos ropa provocativa o se nos ocurrió regresar muy tarde a casa. Todo esto limita nuestra autonomía en el espacio público.

«la cultura de la violación es la manera en que una sociedad se manifiesta hacia la violación y otros tipos de violencia sexual, bajo un prisma de aceptación validado social y culturalmente»

La cultura de la violación se ha propagado en sociedades patriarcales, en las que las violaciones no son hechos aislados sino que se repiten en diferentes países (violaciones grupales y de todo tipo), afectan a niñas y mujeres de todas las edades, y son cometidas por agresores sexuales, violadores, no por enfermos. La violación grupal de una joven española por cinco hombres en la fiesta de San Fermín el año 2016, y la sentencia de los tribunales hace poco días, da cuenta de ello, los cinco acusados abusaron sexualmente de la joven, pero el tribunal cree que la agresión no fue una violación, aunque reconoce que la chica fue coaccionada y sometida. Incluso uno de los magistrados discrepa del veredicto y señala que debería absolverse a los acusados, el mensaje es claro: impunidad total. Tres días después Chile se conmociona, una niña de un año y siete meses muere producto de la violación y agresiones causadas por un tío político de la menor. Por último, hoy se conoció en los medios de comunicación de una joven que fue violada y asaltada por cinco hombres a la salida del metro en Santiago, muy similar al caso de España, ¿casualidad?. De acuerdo a la filosofa española Celia Amorós una mujer sin un hombre es reducida a una “mujer pública”, perteneciente potencialmente a cualquier varón que desee poseerla.

«Los hombres que violan a mujeres y niñas, se sienten con el derecho de violentar y agredir a las mujeres porque la sociedad les ha dicho que eso es normal, son comportamientos que se han naturalizado, la justicia española en pleno SXXI eso es lo que demuestra»

Normalmente se suele plantear en estos casos y otros, que los violadores están enfermos, esta afirmación sólo disminuye el nivel de culpabilidad real que tienen ante conductas y agresiones de este tipo. Los hombres que violan a mujeres y niñas, se sienten con el derecho de violentar y agredir a las mujeres porque la sociedad les ha dicho que eso es normal, son comportamientos que se han naturalizado, la justicia española en pleno SXXI eso es lo que demuestra. De acuerdo a la doctora argentina Eva Gilberti “los violadores no son enfermos. Salvo situaciones excepcionales de hombres compulsivos que clínicamente son diagnosticados con una severa alteración hormonal, la gran mayoría de los violadores son gozadores del abuso de poder. Disfrutan antes y después de la violación porque sienten placer al aprovecharse de quien no puede defenderse o de quien le teme”.

Los medios de comunicación plantean que los violadores son enfermos y que por lo mismo, muchas veces, no están conscientes de sus actos, esto en la práctica solo reproduce la cultura de la violación y la revictimización de mujeres y niñas agredidas sexualmente, dejando a los agresores sexuales como seres imposibilitados de ser responsabilizados por sus acciones. Los violadores están plenamente conscientes de sus actos, lo que queda en evidencia en el caso de la violación grupal en España. Las conversaciones de whastapp que sostuvieron los violadores y sus amigos cómplices, en el grupo llamado La Manada, señalan «Follándonos a una entre cinco» y también envían el video de la violación. Grabación que fue utilizada por uno de los magistrados Ricardo González para cuestionar a la víctima, diciéndole en su cara «está claro que, dolor usted no sintió».

PARA MÁS INFORMACIÓN:

Amorós, Celia (1990). Violencia contra las mujeres y pactos patriarcales. En V. Maquiera y C. Sánchez (Ed.), Violencia y sociedad patriarcal. Madrid.

Kearse Amber (2013). Rape Culture: Un análisis psicosocial.  Universidad de Chile.

MacKinnon, Catharine (2014). Feminismo inmodificado: Discursos sobre la vida y el derecho. Argentina: Siglo Veintiuno Editores.

Puleo, Alicia (2015). “Ese oscuro objeto del deseo: cuerpo y violencia”, Investigaciones Feministas 122(6) 122-138.

Anuncios

Catalonia October 1, a clash of legitimacies* Responder

What happens the 1 of October in Catalonia will only accentuate the process of independence, whether or not to carry out the referendum; whether or not the road map of the secessionist parties is imposed. That will be the moment in which the war of positions is consumed by the clash of legitimacies of democratic power. 

Eduardo Alvarado Espina

IMG-20150907-WA0003The political story of the parties and civil associations for independence is based on two arguable assumptions. The first, from which the right to decide is justified, is that the Spanish State has historically subdued and relegated the Catalans. The message of “Spain robs us and prevents the will of the majority from being expressed” has permeated a large number of citizens, thanks also to the inestimable and interested collaboration of that sociological Francoism that characterizes the Popular Party (PP).

The second is the assertion that there are precepts of international law to create certain appearance of legitimacy to the path chosen for the referendum. In this sense, the appeal to the right to self-determination the palm leads to for its banalization. A right that only applies when the human rights of a people are violated by a national or foreign force whose territory has been occupied – colonized. This is objective reality of Catalonia? If you think so, then one might ask: how does this reality resemble that of the Saharawi, Palestinian or Kurdish people? Más…

Catalunya 1-O, un choque de legitimidades 2

Lo que suceda el 1-O en Catalunya no hará más que acentuar los anhelos independentistas, se realice o no el referéndum; se imponga o no la hoja de ruta de los partidos que apuestan por la secesión. También será el momento en que la guerra de posiciones se consume mediante el choque de legitimidades del poder democrático: legalidad y voluntad popular.

Eduardo Alvarado Espina

El relato de los partidos políticos y asociaciones civiles independentistas se basa en dos discutibles supuestos. El primero, desde el cual se justifica el derecho a decidir, es que el Estado español ha sometido y relegado históricamente a los catalanes. El mensaje de “España nos roba e impide que la voluntad de la mayoría se exprese” ha calado en un gran número de ciudadanos, gracias también a la inestimable e interesada colaboración de ese franquismo sociológico que caracteriza al PP.

El segundo, es la afirmación de que existen preceptos del derecho internacional que brindan cierto halo de legitimidad a la vía escogida para el referéndum, por encima de la Constitución. En este sentido, la apelación al derecho a la autodeterminación se lleva la palma por su banalización. Un derecho que sólo aplica cuando los derechos humanos de un pueblo son conculcados por una fuerza nacional o extranjera cuyo territorio ha sido ocupado –colonizado. ¿Es sensato señalar que esta es la realidad objetiva de Catalunya? Si se pensara que sí, entonces cabría preguntarse ¿en qué se parece esa realidad a la del pueblo saharaui, palestino o kurdo? Más…

Día de la Mujer, patriarcado y #niunomenos 1

OPINIÓN: el poder y privilegios patriarcales amenazados por la reivindicación de los derechos de la mujer.

Ana María Gutiérrez Ibacache

anamariaHoy se conmemora el Día Internacional de la Mujer, de aquellas que murieron luchando por nuestros derechos y a quienes conmemoramos porque de lo contrario muchas de nosotras no estaríamos en espacios que históricamente nos eran negados. De la mano de esta reivindicación de los derechos de la mujer por más igualdad también surgen aquellas voces del patriarcado, en el que vivimos, evidenciado cierta molestia y resquemor por la visibilización de demandas históricamente femeninas, resultado de la desigualdad imperante y de la cual el feminismo es la cara visible como movimiento político y social.

¿Qué molesta del feminismo al macho heteronormativo chilensis?

Esta pregunta ha dado vueltas en mi cabeza los últimos días, asombrada de tanto comentario machista que surge incluso desde los más cercanos y que poco a poco dejan entrever su malestar por la “moda feminista” y tanta “feminazi”. Aludiendo en concreto, al despertar del movimiento feminista en Chile, que parecía estar sumido en un largo silencio (Kirkwood,1986), y que se ha volcado a las calles con miles de mujeres marchando y exigiendo el respeto de sus cuerpos, de su trabajo, de su sexualidad, entre tantos otros. Más…

¿Qué sucedió con el millón doscientos mil votos que extravió Unidos Podemos? 1

DEMOCRACIA: Mucho se ha especulado en las últimas semanas con uno de los grandes enigmas de las generales del 26J: ¿qué sucedió con el millón doscientos mil votos que le faltan a Unidos Podemos? Es la primera interrogante que surge cuando se comparan los resultados de diciembre con los del 26J. Y aunque la disminución de votos hacia la coalición de izquierdas se intente explicar por el Brexit, la campaña del miedo o una inadecuada adaptación de Podemos a las instituciones, las razones hay que buscarlas en otros aspectos, algunos más estructurales y otros más procedimentales.

Eduardo Alvarado Espina

elecciones 26J

Un amigo asturiano me comentó, días antes de las elecciones, que ya había votado por correo. Él vota a Izquierda Unida pero esta vez optó por el PSOE. ¿Por qué?, le pregunté. La respuesta fue simple y concisa, no le gusta Pablo Iglesias. Punto y final. Poco le importó estar absolutamente de acuerdo con el programa político. Algo similar sucedió con otros tantos votantes de IU en Madrid, según me relató otra amiga cuyo círculo más cercano vota a esa formación política. Con otro tono un conocido escribió, en esos interminables hilos de correos de las nuevas comunidades virtuales, que unas señoras mayores que habían votado a Podemos en diciembre, Más…

El poder de los medios en el debate político Responder

DEMOCRACIA: El periodismo es uno de los pilares fundamentales para el mantenimiento del sistema democrático. Sin periodismo no puede haber ciudadanos informados y, sin una ciudadanía informada, el abuso de poder es una mera cuestión de tiempo. Pero, ¿quién vigila al vigilante? La libertad de expresión y el poder mediático conllevan una responsabilidad ineludible para con la sociedad. La posición de poder de los medios en la era de la información no se somete a ningún equilibrio y, sin equilibrio, el poder tiende a expandirse. Cómo sujetarlo sin caer en la censura es uno de los grandes dilemas de nuestra sociedad.

Álvaro M. Barea Ripoll

Periodismo. Fuente: Esther Vargas. Flickr.com

Periodismo. Fuente: Esther Vargas. Flickr.com

Los medios de comunicación juegan por definición un papel esencial en una democracia. Sirven no sólo como elemento de control sobre los poderes públicos y privados desde la sociedad civil, sino también como factor de cohesión sociocultural y, más importante aún, como agente informativo y pedagógico fundamental para una ciudadanía informada y capacitada para ejercer sus derechos y obligaciones para con la democracia. No en vano Más…

¿Y ahora qué? Gran coalición o segunda transición Responder

OPINIÓN: El presente artículo plantea un análisis de la situación política española post-electoral abordando la nueva realidad política y partidaria a partir de una serie diacrónica de eventos. El análisis se divide en tres partes que abordan, desde una mirada de conjunto, los movimientos tácticos de los últimos meses y las estrategias políticas puestas en escena, para finalizar con una propuesta de salida transicional que requiere de cierto sacrificio programático en el corto plazo, por parte de los actores políticos en liza.

Eduardo Alvarado Espina

WP_20160312_003
Entrada principal del Congreso de los Diputados. Fuente: E. Alvarado Espina

Tras las elecciones del 20 de diciembre de 2015 el escenario político quedó abierto pero no despejado. La partitocracia que ha caracterizado al sistema político español (de Carreras, 2015) parece haber dado paso a un formato parlamentario más democrático que incomoda a las formaciones políticas Más…