Andalucía, la resistencia del último bastión socialista Responder

DEMOCRACIA: Las elecciones andaluzas remiten a variados análisis, dependiendo de la organización política en liza. Cada cual valora el resultado en función de sus intereses. No obstante, hay otras cuestiones que los resultados electorales informan y que requieren ser analizados. ¿Qué tan particularista es el sufragio?, ¿hay cambio político ad portas? o ¿cuánto influye la abstención en la composición del sistema de partidos andaluz? Estos son aspectos que pueden arrojar algunas luces para las próximas convocatorias electorales.

Eduardo Alvarado Espina

BBC5AF87639543B983DEF67450EE280C-0000365387-0003488586-00640L-34C5622CE68E49F6AEF0A4FACF678DCA

Frontis Parlamento Andaluz

El adelanto de las elecciones ha reorganizado el mapa electoral andaluz. En este escenario se ha cumplido el objetivo de la presidenta de la Junta al consolidar su Gobierno y lograr presentar una «foto ganadora» al resto de España. Eso sí, no ha conseguido mejorar su último resultado electoral. Los 47 escaños no dan mayoría absoluta para gobernar en solitario y no reflejan la pérdida de votos de los socialistas andaluces, que transitan del 39,52% en 2012 al 35,49% de los votos en 2015. Más…

Anuncios

España: un debate sin legitimidad y una dimisión necesaria Responder

DEMOCRACIA: Este año, el Partido Popular ha participado como partido del Gobierno en su tercer debate del estado de la Nación. ¿Pero tiene esta formación credibilidad y legitimidad para ello?

Eduardo Alvarado Espina

¿Es posible jurídica, ética, estética y políticamente dar credibilidad a un Gobierno que pierde su legitimidad democrática? Es más, ¿es viable para un régimen democrático que un partido de gobierno con evidentes vicios políticos participe en futuras elecciones? Es lo que intentaremos explicar en las siguientes líneas.eduardo

En el tercer debate del estado de la Nación de esta legislatura —en 2012 este no se realizó— la legitimidad democrática del Gobierno requiere Más…

El liberalismo posdemocrático y la emergencia de Podemos 5

DEMOCRACIA: Desde su espectacular resultado en las últimas elecciones europeas, a Podemos se le ha rotulado, por parte de las élites y sus medios, como «partido populista» o «izquierda radical». Esta caricatura sintetiza una dialéctica discursiva del miedo, muy utilizada cuando una opción política no se ciñe al guion hegemónico oficial. Así es como las élites políticas y económicas neoliberales se enmarcan dentro del «acuerdo racional» excluyente que define a la posdemocracia.

Eduardo Alvarado Espina

Podemos-logo

En sus escritos sobre la clase obrera, Engels apuntaba, en referencia al surgimiento de partidos de extracción obrera, que se necesitarían años hasta que la conciencia de clase llegara a unirse en un partido político especial. Esto es, «un partido contrario, independiente y adversario que se opone a todos los viejos partidos formados por las clases dominantes» (Engels, 1845). Aunque esta observación del filósofo alemán hay que circunscribirla a la época y las circunstancias que dieron forma a los partidos obreros, también podría describir a partidos como Podemos, que legitiman su accionar en la crítica a la hegemonía del capitalismo neoliberal desde el antagonismo de las masas. Sin embargo, sería erróneo entender que los actuales Más…

La consulta catalana: un hito político para el relato nacionalista 3

64291_10151481708268718_2030806900_nOPINIÓN: Como ya hizo Escocia en su momento, el pasado 9 de noviembre Cataluña celebró una consulta sobre la independencia, aunque sin contar con la autorización legal para ello. Después de que el Tribunal Supremo ilegalizara el referéndum, la Generalitat decidió seguir adelante con una votación que no sería vinculante. De los cerca de seis millones de catalanes y residentes que podían votar, más de 2 millones se acercaron a las urnas en la primera jornada de una consulta que durará unos días más.

Eduardo Alvarado Espina

Los nacionalismos hoy en día tienden a ser periféricos –en el sentido intelectual– vengan de donde vengan. Sus maneras diferenciadoras resultan insensatas para construir sociedades democráticas incluyentes. Sus intereses burgueses van en contra de las necesidades de lamayor parte de la población de un país. Sus objetivos –Estado nacional y la autodeterminación– son de otra época. Los catalanes que participaron y los que no lo hicieron en la consulta del 9 de noviembre, en su gran mayoría, no se encuentran motivados por esta descripción, pero sí lo están el Gobierno de la Generalitat y el Gobierno de España. El nacionalismo es una reacción «solidaria» ante un enemigo común. Es una ideología que necesita del conflicto para desarrollarse, aunque éste sólo sea potencial. La adscripción a una lucha ideológica entre nacionalismos, entre la legalidad y la legitimidad de dos grupos excluyentes, es una de suma cero. Más…

¿Monarquía o república? El debate sobre la corrupción del consenso del 78 3

DEMOCRACIA: El debate entre república y monarquía es un dilema que abre la caja de pandora del sistema político español. Su mención obliga a realizar un ejercicio histórico y filosófico sobre lo que realmente significa uno y otro régimen político, que también explica por qué las élites políticas españolas continúan optando por la actual monarquía constitucional, cuando la realidad social exige una democracia plena.

 Eduardo Alvarado Espina

WP_20140317_002

Salón plenario Congreso de los Diputados (Madrid) Fuente: Eduardo Alvarado E.

Monarquía o república: la falsa controversia ideológica

La monarquía no sólo es un sistema etimológicamente distinto a la democracia, sino que es justo lo opuesto. Encuentra su fundamento en el supuesto origen divino de la sangre real, y su legitimidad proviene del «derecho de conquista o de la sumisión de los primeros hombres que eligieron sus reyes» (Artola, 1978). En cambio, la república otorga el ejercicio legítimo de la soberanía al pueblo o a la nación. El «derecho a gobernar» está Más…

El rechazo al ‘bipartidismo neoliberal’ de la UE 3

«Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos»

Eduardo Galeano

DEMOCRACIA: Ningún evento electoral precedente en la Unión Europea había provocado un debate tan espinoso sobre su construcción institucional, sus políticas de ajuste estructural e, incluso, sobre su vigencia. Pero también ha impuesto un examen a la legitimidad de los grandes bloques políticos europeos: socialdemócratas y neoconservadores. En cierta forma, lo que ahora está en juego es la reivindicación de la política democrática ante un trasnochado discurso nacionalista y neoliberal que podría hacer retroceder a Europa seis décadas en su historia.

Eduardo Alvarado Espina

Las elecciones europeas | Fuente: Rock Cohen

Fuente: Rock Cohen

¿Por qué la abstención?

En la Europa «integrada» la movilización política de los ciudadanos, especialmente en las últimas décadas, ha sido francamente escasa. Desde el año 1979 –legislatura constituyente– que se vienen realizando Más…

La mayoría absoluta de la minoría o el ‘remake’ dictatorial 4

DEMOCRACIA: El aplastante principio de la mayoría absoluta ha servido como herramienta para negar el debate político a la ciudadanía y ha afectado, en diversos grados, a la calidad de la democracia española.

Eduardo Alvarado Espina

Debate sobre el Estado de la Nación de 2014 | Fuente: La Moncloa (Gobierno de España)

Debate sobre el Estado de la Nación de 2014 | Fuente: La Moncloa (Gobierno de España)

Hace dos décadas que Julián Santamaría apuntaba que la institución parlamentaria debía ajustarse a los requerimientos de legitimidad, eficacia y transparencia que exigía un sistema democrático consolidado como era el español. En esta dirección propuso, entre otros asuntos, potenciar los mecanismos de control político al Gobierno, restituir el debate político y/o aumentar los encuentros entre Gobierno y oposición en sede parlamentaria. No obstante, como ya es conocido, la dinámica parlamentaria ha mantenido las mismas prácticas, profundizando aún más en aquellas que niegan el debate político a los ciudadanos a través del aplastante principio de mayoría, ocasionando con ello que la calidad de la democracia siga con su inexorable deterioro. Más…

Entre el viejo y el nuevo ciclo político: elecciones en Chile 1

Eduardo Alvarado E.

Las elecciones de representantes políticos parecen no ser más que un cumulo de datos útiles para la distribución de escaños, poder y egos entre las élites políticas. No obstante éstos son algo más. También permiten diagnosticar y proyectar el estado de salud de un sistema político. Y sus consecuencias son las que cobran relevancia en cada etapa histórica de un país, sobre todo en lo que respecta a la legitimidad de su modelo de representación y su mayor o menor correspondencia con las mayorías sociales. La movilización del electorado, sus preferencias y la distribución final de cargos, en esta última elección, otorgan la mejor radiografía del anterior y el presente ciclo político chileno.

Para analizar el último proceso electoral en Chile hay que partir señalando que estas elecciones presidenciales y parlamentarias han sido las primeras en que se mide la legitimidad representativa del sistema político a través del mecanismo de Más…