Habemus Papam 1

Álvaro M. Barea Ripoll

DNIOPINIÓN: Si bien es pronto para analizar el papel de Jorge Mario Bergoglio al frente de la Iglesia de Roma, su carrera eclesiástica hasta la fecha nos da pistas de lo que probablemente sea el estilo de su papado. El perfil provisional del nuevo Papa se asemeja bastante al de Juan Pablo II.

_____________________________________

La elección del argentino Jorge Mario Bergoglio como nuevo Papa debe verse más allá de la clave nacional o regional. Si bien es el primer americano designado supremo pontífice de la Iglesia católica –que no el primer no-europeo, puesto que los primeros papas fueron realmente asiáticos—, la designación del nuevo Francisco I responde más al perfil del propio candidato que a su procedencia. Es un guiño a Latinoamérica, de donde son el 42% de los católicos del mundo, pero el cardenal Odilo Scherer estaba mejor posicionado para ocupar la silla de Pedro al liderar la diócesis más numerosa del país con más católicos del mundo. La elección de Bergoglio no responde tanto a un interés estratégico sobre América Latina –en un intento por frenar el avance del evangelismo que lleva tiempo ganándole terreno al catolicismo en esta región— sino a una realidad del catolicismo hoy en día. Más…