A pesar de la “insistencia” de las encuestas, no habrá gobierno del PP Responder

OPINIÓN: El presente artículo proyecta el posible resultado de las elecciones generales españolas más allá de las encuestas. El análisis propuesto tiene en cuenta cuestiones como la alta competitividad de la elección, los resultados de las últimas autonómicas, una mayor participación electoral y las grietas del bipartidismo en las pequeñas circunscripciones. Todo lo cual nos informa que Rajoy no volverá a gobernar.

Eduardo Alvarado Espina

Desde hace unos meses se viene difundiendo reiteradamente en los medios que, a pesar de los recortes sociales y la corrupción, el PP sería el partido más votado el 20D, que Ciudadanos llegaría a convertirse en la segunda fuerza electoral, y que el porcentaje de indecisos supera cualquier registro anterior. Los barómetros de hace un par de semanas –CIS, Sigma Dos, Metroscopia– pronostican un resultado similar. No obstante, las últimas encuestas dan cuenta de una “remontada” de Podemos acompañada de una caída de Ciudadanos, una mayor cercanía entre PSOE y los partidos “emergentes”, y un descenso en la intención de voto al PP. Pero ¿son reales estas proyecciones? ¿Qué fiabilidad pueden tener? ¿Tienen la intención de incidir en el voto de los indecisos?

La intención del CIS de incidir en los indecisos

En primer lugar, no se conoce en la reciente historia democrática española un barómetro del CIS con intención de voto que se publique a dos semanas de unas elecciones generales. Cierto es que la situación es excepcional, porque el Gobierno convocó la cita electoral interesadamente la última semana de diciembre, pero ello no justifica que esta institución pública modifique sus procedimientos sin un criterio claro. En su página web se puede leer lo siguiente: Más…

Los españoles ‘suspenden’ a la Monarquía 1

MUNDO: La pérdida de popularidad de la Corona a raíz de los recientes escándalos puede marcar un punto de inflexión en la legitimidad del sistema monárquico español. No se trata de algo coyuntural, el desprestigio viene de otros factores que tienen su origen en la Transición española.

Cristina Saiz Brugués

-

El Rey Juan Carlos durante su último discurso de Navidad. Fuente: http://www.huffingtonpost.es

Por segunda vez, desde el inicio de la democracia, la Monarquía española vuelve a obtener un suspenso por parte de la población. Según el último barómetro del CIS, los encuestados puntúan la confianza hacia la Institución con un 3,68 sobre 10, número que se sitúa por debajo de las Fuerzas Armadas, la Guardia Civil, la Policía, los medios de comunicación y el Defensor del Pueblo. Más…