La batalla del 9N en el campo de la opinión pública 1

OPINIÓN: El 9N ya ha pasado. La tensión jurídico-política por la celebración del proceso de participación ciudadana en forma de consulta popular sobre el futuro político de Cataluña se ha mantenido hasta el último momento con la anulación del proceso y la desobediencia de las instituciones catalanas. El escenario post 9-N consiste en una lucha por la opinión pública entre el independentismo y el unionismo; una lucha en la que poco interesan los hechos tal y como han acontecido.alvaro

Álvaro M. Barea Ripoll

El pasado 9 de noviembre tuvo lugar en Cataluña un proceso de participación ciudadana que bien puede suponer un fiel reflejo de su compleja realidad sociopolítica. Si bien por un lado era una manifestación política cargada de simbolismo que debería poder acogerse al derecho de lalibertad de expresión, era también un acto político ejecutado por las instituciones catalanas del Estado que contravenía el ordenamiento jurídico, incurriendo incluso en la desobediencia al tribunal más alto del país. Debido, precisamente, a esa maraña explicativa en la que categorizar el proceso del 9N, las interpretaciones a sus resultados también son confusas y múltiples.

Por un lado, el soberanismo catalán se congratula de haber conseguido no sólo llevar a cabo un ejercicio democrático de participación popular, sino también del 80,76% de votos a favor del Sí-Sí, que se traducen en un apoyo a la independencia de Cataluña. Por otro lado, el «constitucionalismo» —entendiéndose como el colectivo catalán y del resto de España contrario al 9N— se aferra  a la ilegalidad de la consulta para restar importancia a los argumentos de los sectores soberanistas. En este sentido, los titulares de prensa el 10 de noviembre variaban desde el triunfalismo hasta la acusación delictiva pero, más allá de la batalla de opinión, destaca el hecho de que ambas posturas están siendo hipócritas en sus argumentos.

Más…

Anuncios

Gibraltar, también conocida como la falacia existencial 6

A FONDO: El contencioso de Gibraltar se ha convertido –para fortuna de un Gobierno español muy apurado— en el culebrón político del verano. Lamentablemente, el asunto se olvidará del mismo modo en que se recordó, para volver a resurgir dentro de un par de años y canalizar la mala leche que los españoles tengamos con alguien dentro de nuestras propias fronteras, pero no está de más que, a falta de no olvidar, hagamos recuento de lo que ha pasado de un tiempo a esta parte.

Álvaro M. Barea Ripoll

DNI

Si bien la polémica actual se basa en unas aguas de la Bahía de Algeciras que están en disputa, esta fricción supone un detonante para sacar a la palestra el conflicto general, que es la disputa por la soberanía de Gibraltar. En este sentido, lo primero que hay que recordar es que Más…

De las ausencias y coincidencias políticas del Polo Democrático y Álvaro Uribe 2

Jennifer Montoya Betancourth

jennifer2

OPINIÓN: La marcha por la paz tuvo una concurrencia más importante de la que creían los más críticos con los diálogos entre Gobierno y FARC. Los ausentes, más políticos que «antipaz», fueron el Polo Democrático y los uribistas. ¿Por qué?

_____________________________________

Hoy Colombia le dijo sí a la paz. Por más de 50 años nuestro país ha estado subyugado a poderes económicos, políticos y armados que se disputan pedazos de riqueza y de poder a costa de la tranquilidad y el progreso del país. Hoy, a pesar de que la lucha de esos oscuros poderes continúa, la sociedad civil, una vez más, está sacando las fuerzas que quedan para decir «queremos paz». Más…

El doble rasero de la Unión Europea respecto al conflicto saharaui Responder

SERIE: El conflicto interminable en el Sahara se complejiza por el doble posicionamiento de la Unión Europea. Por un lado el Parlamento habla de derechos humanos y por el otro, la Comisión prioriza las negociaciones económicas.

 Javier Ortuño López

Campo de refugiados en el Sáhara Occidental. Fuente: db news http://bit.ly/1571XKL

Campo de refugiados en el Sáhara Occidental. Fuente: db news http://bit.ly/1571XKL

El conflicto del Sáhara Occidental es uno de aquellos que, entre todos los conflictos abiertos en la actualidad,  tiene una solución más lejana y compleja. Desde que en el año 1960 fuera incluido en la lista de Territorios No Autónomos (Soroetas, 2009: 826) en la Resolución 1542 (XV) de la Asamblea General de la ONU de 15 de diciembre de dicho año, su proceso de descolonización ha sido tan complejo e infructuoso que hasta el día de hoy sigue estancado en negociaciones vacías. Más…

‘Operación E’ y las víctimas del conflicto colombiano Responder

Jennifer Montoya Betancourth

jennifer2

OPINIÓN: Hoy se estrena en el Festival de Cine de Cartagena, la polémica película que más que contar la historia de un pequeño en cautiverio, refleja la situación de los más de cinco millones de desplazados internos en Colombia

_____________________________________

Estando en España tuve la fortuna de ver Operación E, la película que ha estado en el epicentro del debate por cuenta del intento de la exsecuestrada colombiana, Clara Rojas, de evitar su exhibición; curioso intento, sobre todo viniendo de una víctima.

Más…

El cese al fuego unilateral y las consecuencias de negociar en medio del conflicto Responder

A FONDO: Los diálogos entre Gobierno de Colombia y FARC se vienen realizando en medio del conflicto. La decisión sirve como vía de escape para la presión que tiene que afrontar el Gobierno, pero también conlleva consecuencias que pueden perjudicar el proceso

Juliana Ospina Serna

Instalación de la mesa de diálogos en Oslo, Noruega.
Foto: Archivo Rcnradio.com

El gobierno de Juan Manuel Santos se la está jugando por la paz, pero no de manera indefinida. En efecto, espera que las negociaciones iniciadas formalmente con las FARC el 19 de noviembre del 2012 tengan una duración de ocho a máximo doce meses, esto, en parte, debido a la constante presión que ha tenido que enfrentar desde que tomó la decisión de buscar un acercamiento de paz con las FARC.” Más…

Errores que Colombia no puede cometer en el actual proceso de paz con las FARC Responder

A FONDO: El Acuerdo de Ralito con los paramilitares y el proceso de paz en el Caguán tuvieron errores de los que Colombia debe aprende.

Jennifer Montoya Betancourth

Proceso de paz en el Caguán y Acuerdo de Ralito con las AUC

Proceso de paz en el Caguán y Acuerdo de Santa Fe Ralito con las AUC

Cuando se dio a conocer el actual proceso de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC, el país sintió desconfianza. Las razones son evidentes: los colombianos vieron al Gobierno del entonces presidente Andrés Pastrana entregando una parte del país a las FARC después de un fracasado proceso de paz en el Caguán entre 1998 y 2002.

Más…