Que Dios nos perdone Responder

EL LECTOR ESCRIBE: Nos sentimos orgullosos de poder dar un espacio a nuestros lectores para aportar sus ideas y generar debates argumentados. En esta ocasión, nuestro lector aborda la fricción entre la libertad de expresión y los sentimientos religiosos a través de  unas polémicas palabras del actor español Willy Toledo.

Cristian Mozo Chica, Madrid (España) 

@cristianliuva / cristianmozochica@gmail.com 

Si para finales de Junio el invierno se nos estaba haciendo demasiado largo, lo que tarde en irse el calor se nos va a hacer más largo todavía. Ya que en las últimas semanas el índice de calor y las altas temperaturas que hemos sufrido, parecen haber afectado indefectiblemente a la toma de decisiones por parte de los jueces de nuestro país.

Si bien el 5 de julio Willy Toledo se pronunciaba, a través de la red social Facebook, para defecar –en sentido figurado— sobre la imagen de de dios y de la virgen María, hoy la justicia se salta a la torera el artículo número 20 de la Constitución Española, y decide poner punto final al debate procesando al actor y productor de teatro.La situación es cuanto menos perturbadora, y nos lleva a divagar desde distintas opiniones y criterios sobre un tema que, por gracia o por desgracia, a todos nos incumbe. Por eso ahora nos enfrentamos a la necesidad de desarmar el embrollo que durante estos días pasa de mano en mano entre los medios de comunicación. Y aunque es costoso, solitario y disciplinado, la necesidad de sentarnos a reflexionar es un lujo que no podemos obviar. Más…

La disciplina de partido, ¿un obstáculo para la democracia? 3

MUNDO: Los disidentes y sus multas son la muestra de que la política española y los parlamentarios están al servicio de unas organizaciones con una férrea jerarquía y disciplina de partido que nadie debe romper.

Balma Costa

Chacón Congreso

Diputados del PSC y ERC discuten durante la votación en el Congreso de los Diputados. Fuente: lainformación.com

A todos los niños, alguna vez en su infancia, los han castigado por no hacer los deberes o llevar la contraria a los padres. Pues bien, a los diputados españoles les pasa lo mismo: cuando desobedecen al cabeza de familia política, los castigan. El caso más reciente lo protagonizaron los diputados díscolos del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) que votaron a favor de la consulta en Cataluña cuando las órdenes del patriarca, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), determinaban lo contrario. También la diputada del Partido Popular (PP), Celia Villalobos, tuvo que pagar una sanción económica por votar a favor del matrimonio homosexual y por abstenerse para evitar la paralización de la reforma del aborto que preparaba el gobierno de Zapatero en 2009. Más…