Europa 2015: El año de la encrucijada 6

DEMOCRACIA: Europa se encuentra en un año crucial. En 2015 están convocados, por el  momento, 15 procesos electorales, 9 de los cuales serán elecciones generales que pueden alterar el actual equilibrio de fuerzas y amenazar los rasgos estructurales del espíritu europeo. No se trata sólo del modelo económico, sino también del modelo social, político y geográfico. Europa puede estar a punto de cambiar y aún no se sabe hacia dónde. 

Álvaro M. Barea Ripoll

Calendario electoral 2015 en países miembros de la UE / Elaboración propia. Fuente: Passim

Uno de los hechos inexorables de la vida es que el futuro —ya sea a corto, medio o largo plazo—es, en mayor o menor medida, una incógnita y debemos lidiar con esa incertidumbre en nuestro presente, en nuestro día a día. Lo mismo ocurre con aquello que depende de nosotros, y más incierto aún resulta aquello que depende de más de una persona. Cuanta más gente, menos claro. Esta idea es el fundamento de cualquier tipo de análisis predictivo de cualquier aspecto de la política, de ahí que la inmensa mayoría de los análisis políticos con fundamento se orienten al pasado o al presente.

No podemos, por tanto, asegurar cómo será la Europa de 2016, pero podemos Más…

Anuncios

Ecuador: ¿Tiene la Revolución Ciudadana quién la defienda? Responder

DEMOCRACIA: Cuesta creer que el peor enemigo de Correa sea el propio Correa. Al pensar que tiene que defender la Revolución Ciudadana de ciudadanos poco esclarecidos, malintencionados, infantiles, ignorantes, fácilmente manipulables por políticos oportunistas o enemigos procedentes de la derecha, Correa corre el riesgo de querer hacer la Revolución Ciudadana sin ciudadanos, o lo que es lo mismo, con ciudadanos sumisos.

Boaventura de Sousa Santos

Celebración del 7.º aniversario de la Revolución Ciudadana en Guayaquil (2014)  | Fuente: Russavia

Celebración del 7.º aniversario de la Revolución Ciudadana en Guayaquil (2014) | Fuente: Russavia

Los intelectuales de América Latina, entre los que me considero por adopción, han cometido dos tipos de errores en sus análisis de los procesos políticos de los últimos cien años, sobre todo cuando contienen elementos nuevos, ya sean ideales de desarrollo, alianzas para construir el bloque hegemónico, instituciones, formas de lucha o estilos de hacer política. Por supuesto, los intelectuales de derecha también han cometido muchos errores, pero aquí no me ocuparé de ellos. El primer error ha consistido en no hacer un esfuerzo serio para comprender los procesos Más…

La batalla del 9N en el campo de la opinión pública 1

OPINIÓN: El 9N ya ha pasado. La tensión jurídico-política por la celebración del proceso de participación ciudadana en forma de consulta popular sobre el futuro político de Cataluña se ha mantenido hasta el último momento con la anulación del proceso y la desobediencia de las instituciones catalanas. El escenario post 9-N consiste en una lucha por la opinión pública entre el independentismo y el unionismo; una lucha en la que poco interesan los hechos tal y como han acontecido.alvaro

Álvaro M. Barea Ripoll

El pasado 9 de noviembre tuvo lugar en Cataluña un proceso de participación ciudadana que bien puede suponer un fiel reflejo de su compleja realidad sociopolítica. Si bien por un lado era una manifestación política cargada de simbolismo que debería poder acogerse al derecho de lalibertad de expresión, era también un acto político ejecutado por las instituciones catalanas del Estado que contravenía el ordenamiento jurídico, incurriendo incluso en la desobediencia al tribunal más alto del país. Debido, precisamente, a esa maraña explicativa en la que categorizar el proceso del 9N, las interpretaciones a sus resultados también son confusas y múltiples.

Por un lado, el soberanismo catalán se congratula de haber conseguido no sólo llevar a cabo un ejercicio democrático de participación popular, sino también del 80,76% de votos a favor del Sí-Sí, que se traducen en un apoyo a la independencia de Cataluña. Por otro lado, el «constitucionalismo» —entendiéndose como el colectivo catalán y del resto de España contrario al 9N— se aferra  a la ilegalidad de la consulta para restar importancia a los argumentos de los sectores soberanistas. En este sentido, los titulares de prensa el 10 de noviembre variaban desde el triunfalismo hasta la acusación delictiva pero, más allá de la batalla de opinión, destaca el hecho de que ambas posturas están siendo hipócritas en sus argumentos.

Más…

La consulta catalana: un hito político para el relato nacionalista 3

64291_10151481708268718_2030806900_nOPINIÓN: Como ya hizo Escocia en su momento, el pasado 9 de noviembre Cataluña celebró una consulta sobre la independencia, aunque sin contar con la autorización legal para ello. Después de que el Tribunal Supremo ilegalizara el referéndum, la Generalitat decidió seguir adelante con una votación que no sería vinculante. De los cerca de seis millones de catalanes y residentes que podían votar, más de 2 millones se acercaron a las urnas en la primera jornada de una consulta que durará unos días más.

Eduardo Alvarado Espina

Los nacionalismos hoy en día tienden a ser periféricos –en el sentido intelectual– vengan de donde vengan. Sus maneras diferenciadoras resultan insensatas para construir sociedades democráticas incluyentes. Sus intereses burgueses van en contra de las necesidades de lamayor parte de la población de un país. Sus objetivos –Estado nacional y la autodeterminación– son de otra época. Los catalanes que participaron y los que no lo hicieron en la consulta del 9 de noviembre, en su gran mayoría, no se encuentran motivados por esta descripción, pero sí lo están el Gobierno de la Generalitat y el Gobierno de España. El nacionalismo es una reacción «solidaria» ante un enemigo común. Es una ideología que necesita del conflicto para desarrollarse, aunque éste sólo sea potencial. La adscripción a una lucha ideológica entre nacionalismos, entre la legalidad y la legitimidad de dos grupos excluyentes, es una de suma cero. Más…

¿Monarquía o república? El debate sobre la corrupción del consenso del 78 3

DEMOCRACIA: El debate entre república y monarquía es un dilema que abre la caja de pandora del sistema político español. Su mención obliga a realizar un ejercicio histórico y filosófico sobre lo que realmente significa uno y otro régimen político, que también explica por qué las élites políticas españolas continúan optando por la actual monarquía constitucional, cuando la realidad social exige una democracia plena.

 Eduardo Alvarado Espina

WP_20140317_002

Salón plenario Congreso de los Diputados (Madrid) Fuente: Eduardo Alvarado E.

Monarquía o república: la falsa controversia ideológica

La monarquía no sólo es un sistema etimológicamente distinto a la democracia, sino que es justo lo opuesto. Encuentra su fundamento en el supuesto origen divino de la sangre real, y su legitimidad proviene del «derecho de conquista o de la sumisión de los primeros hombres que eligieron sus reyes» (Artola, 1978). En cambio, la república otorga el ejercicio legítimo de la soberanía al pueblo o a la nación. El «derecho a gobernar» está Más…

La plutocracia: cómo el gobierno pasó a manos de los ricos 1

DEMOCRACIA: ¿En quién reside el poder en los sistemas políticos modernos y, más concretamente, en el español? ¿Es el concepto que conocemos de ‘democracia’ lo suficientemente preciso para analizar profundamente lo político? Como alternativa se propone el concepto de plutocracia que, pese a sus limitaciones, parece ceñirse de una manera más rigurosa a la dinámica del poder en la actualidad.

Guillermo Hernández

democracia

Un análisis del contexto actual desde la perspectiva que ofrece la ciencia política, es decir, un enfoque analítico del poder, no puede dejar de preguntarse dónde reside dicho poder dentro de un sistema social dado.

Lo primero que hay que señalar es que una democracia, etimológicamente hablando, se compone de Más…

El rechazo al ‘bipartidismo neoliberal’ de la UE 3

«Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos»

Eduardo Galeano

DEMOCRACIA: Ningún evento electoral precedente en la Unión Europea había provocado un debate tan espinoso sobre su construcción institucional, sus políticas de ajuste estructural e, incluso, sobre su vigencia. Pero también ha impuesto un examen a la legitimidad de los grandes bloques políticos europeos: socialdemócratas y neoconservadores. En cierta forma, lo que ahora está en juego es la reivindicación de la política democrática ante un trasnochado discurso nacionalista y neoliberal que podría hacer retroceder a Europa seis décadas en su historia.

Eduardo Alvarado Espina

Las elecciones europeas | Fuente: Rock Cohen

Fuente: Rock Cohen

¿Por qué la abstención?

En la Europa «integrada» la movilización política de los ciudadanos, especialmente en las últimas décadas, ha sido francamente escasa. Desde el año 1979 –legislatura constituyente– que se vienen realizando Más…

La mayoría absoluta de la minoría o el ‘remake’ dictatorial 4

DEMOCRACIA: El aplastante principio de la mayoría absoluta ha servido como herramienta para negar el debate político a la ciudadanía y ha afectado, en diversos grados, a la calidad de la democracia española.

Eduardo Alvarado Espina

Debate sobre el Estado de la Nación de 2014 | Fuente: La Moncloa (Gobierno de España)

Debate sobre el Estado de la Nación de 2014 | Fuente: La Moncloa (Gobierno de España)

Hace dos décadas que Julián Santamaría apuntaba que la institución parlamentaria debía ajustarse a los requerimientos de legitimidad, eficacia y transparencia que exigía un sistema democrático consolidado como era el español. En esta dirección propuso, entre otros asuntos, potenciar los mecanismos de control político al Gobierno, restituir el debate político y/o aumentar los encuentros entre Gobierno y oposición en sede parlamentaria. No obstante, como ya es conocido, la dinámica parlamentaria ha mantenido las mismas prácticas, profundizando aún más en aquellas que niegan el debate político a los ciudadanos a través del aplastante principio de mayoría, ocasionando con ello que la calidad de la democracia siga con su inexorable deterioro. Más…