¿Crisis? Sí. La iglesia y su pérdida de peso político y cultural 1

Jennifer Montoya Betancourth

jennifer2

OPINIÓN: La Iglesia católica está perdiendo no solo su aureola de santidad, sino también su peso político y cultural. A pesar de las cifras.

_____________________________________

Dice el adagio que «de política y religión no se habla», cosa complicada, sobre todo en tiempos de renuncias, escándalos, informes secretos y chantajes en el Vaticano.

Las más recientes estadísticas sobre la Iglesia católica publicadas por la Agenzia Fides, dicen que el número de fieles católicos aumentó en algo más de 15 millones en el mundo entre 2010 y 2012, número que representaría un incremento global del 0.04%. El informe también muestra cifras positivas, muy positivas en cuanto al número de católicos por sacerdote, al número de obispos, curas y diáconos en el mundo. En general, refleja una situación que beneficia mucho a la Iglesia. Sin embargo, una cosa son las cifras y otra la realidad.

Hoy, la Iglesia católica no es la misma de ayer, ¡gracias a Dios! Pero le falta consolidar una estrategia para no seguir perdiendo fieles, fieles reales, practicantes, no solo de bautizo, para seguir teniendo un peso cultural y político que ha ido perdiendo, a pesar de las cifras positivas que se mostraron a finales de 2012. ¿Razones para afirmar esto? Muchas.

La primera de ellas, una de las más coyunturales y vergonzosas, obviamente corre por cuenta los delitos de pederastia. Cientos de JEN2casos se han divulgado en el mundo y han sido reconocidos por la Iglesia, otros tantos ya han sido condenados y, si el fututo Papa sigue con la política de Ratzinger, muchos más serán descubiertos. Ahora, ante quienes dicen que «al menos se ha reconocido este abuso y se han tomado medidas», sí, es cierto, alabado sea Dios porque la verdad y la justicia han podido hacer presencia frente a delitos cometidos por una institución que tenía como directriz procesarlos en secreto. Pero esta forma de afrontar la situación, que sin duda fue presionada por la popularización de medios de comunicación y de redes sociales que denunciaban sin tapujos los delitos de la Iglesia, no redunda en el incremento de una imagen positiva para la misma. Décadas atrás, esta institución gozaba de un halo de sacralidad y espiritualidad hoy, cada vez menos presente. Los fieles lo saben y esto, poco a poco, va debilitando la legitimidad del reino de Dios en la Tierra.

Ahora, las rencillas más públicas y conocidas entre las diferentes órdenes de la Iglesia y los dudosos manejos económicos del Vaticano, hacen que la opinión pública, entre quienes están los millones de bautizados por la Iglesia católica, vaya modificando en su mente la representación espiritual y santa que tenía de la misma. Ya revelaba monseñor Carlo Maria Vigano, quien había tratado de dar transparencia a las cuentas de la Iglesia, que había encontrado irregularidades en la contratación, favoritismos a ciertas empresas y una «corrupción y prevaricación arraigadas desde hace mucho tiempo en el Vaticano». No por nada fue enviado bien lejos de los dineros sagrados de Dios, exactamente a Washington.

¿Podrá pasar un rico por el ojo de una aguja?

Tratando de sobrepasar los hechos coyunturales que suelen atrapar la atención y los análisis actuales, hay que añadir que la tabla de salvación que el mundo católico ve en África y en Latinoamérica hay que saberla montar. Es decir, el proceso de secularización que está viviendo América Latina, el ascenso en la escala social de millones de personas, la captación de fieles por parte de otras iglesias y las inclinaciones ideológicas de izquierdas que chocan con la parte más tradicional del catolicismo, son aspectos que necesariamente hacen pensar que la Iglesia ya no tiene el mismo peso en estos contextos.

Por un lado, la secularización ha estado en oposición a directrices tradicionales de la Iglesia católica. Más de un round ha perdido ésta en peleas contra el matrimonio gay, la adopción en parejas del mismo sexo o el aborto. En 10 países miembros de la ONU, entre ellos Argentina, país latinoamericano que puede marcar la pauta de otros en el subcontinente, los homosexuales lograron la aprobación de leyes que les permiten casarse. En 12 les permiten adoptar hijos.

Ahora, el discurso católico que ensalza la pobreza necesariamente tendrá que ir modificándose en zonas como la latinoamericana, en jen3la que la clase media aumentó un 50% según el Banco Mundial. Ya el crecimiento de fieles en Europa es uno de los más bajos, ayudado éste por el ascenso económico de la población y todo lo que ello conlleva, una educación más profunda y crítica, por ejemplo. ¿Podrá pasar un rico por el ojo de una aguja algún día?

Todo esto está ambientado por la aparición y crecimiento de nuevas iglesias que atraen con mensajes y estrategias diferentes. Cantar, bailar y ver la pobreza no como un castigo divino sino como una situación que hay que superar, son algunos de ellos.

Con todo esto… ¿crisis en la Iglesia? Sí. Si se entiende como un momento de coyuntura de una realidad organizada que puede estar sujeta a una evolución. No, si se confunde con una hecatombe que la llevará a su final. La Iglesia es una de instituciones políticas que ha logrado pervivir en el tiempo durante casi dos milenios, ha sido inteligente y ha sabido adaptarse, escurrirse o simplemente mantenerse en épocas peores. Sin embargo, hoy, su peso es menor que años atrás, tal vez porque su halo de sacralidad ha dejado de ser de oro brillante, ha empezado a desvanecerse. Obvio, todo eso ¡a pesar de las cifras!

 

Anuncios

Un Comentario

  1. Cuando la vida se mira desde un punto de vista material (vacio) y se pierde la espiritualidad, se puede escribir un texto como este, igual Dios hace todo perfecto y quien escribió este texto en algún momento buscara a Dios y cambiara todo su contexto. Un ataque a la iglesia viendola como negocio y como una institución política y no espiritual, es un craso error, igualmente la liberalidad basada en el libertinaje propuesto por la periodista, dista totalmente de la realidad donde se deja llevar mas por el mundo que por lo que realmente es. Ya llegara el día de conversión, Dios hace todo perfecto en el momento que es y como es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s