Día de la Mujer, patriarcado y #niunomenos Responder

OPINIÓN: el poder y privilegios patriarcales amenazados por la reivindicación de los derechos de la mujer.

Ana María Gutiérrez Ibacache

anamariaHoy se conmemora el Día Internacional de la Mujer, de aquellas que murieron luchando por nuestros derechos y a quienes conmemoramos porque de lo contrario muchas de nosotras no estaríamos en espacios que históricamente nos eran negados. De la mano de esta reivindicación de los derechos de la mujer por más igualdad también surgen aquellas voces del patriarcado, en el que vivimos, evidenciado cierta molestia y resquemor por la visibilización de demandas históricamente femeninas, resultado de la desigualdad imperante y de la cual el feminismo es la cara visible como movimiento político y social.

¿Qué molesta del feminismo al macho heteronormativo chilensis?

Esta pregunta ha dado vueltas en mi cabeza los últimos días, asombrada de tanto comentario machista que surge incluso desde los más cercanos y que poco a poco dejan entrever su malestar por la “moda feminista” y tanta “feminazi”. Aludiendo en concreto, al despertar del movimiento feminista en Chile, que parecía estar sumido en un largo silencio (Kirkwood,1986), y que se ha volcado a las calles con miles de mujeres marchando y exigiendo el respeto de sus cuerpos, de su trabajo, de su sexualidad, entre tantos otros. En este sentido, es interesante reflexionar sobre este macho heteronormativo chilensis de izquierda o derecha que se siente amenazado por el feminismo y una nueva mujer chilena, más independiente, consciente de sus derechos y critica de su rol en la sociedad. Sí amenazado, porque afecta su poder patriarcal, ese que ha relegado a la mujer al espacio privado y al cuidado de los hijos y que en contrapartida ha provisto a los hombres de este país y, de tantos otros, de privilegios asociados a su masculinidad. Poder que nubla la vista de quienes lo ejercen, impidiendo la participación igualitaria de otros grupos de la sociedad, en este caso concreto, más de la mitad de la población mundial: las mujeres.

Los efectos del poder patriarcal se ven día a día, y se observan en el macho que te acosa en la calle para reafirmar su hombría, el que te controla en las relaciones de pareja y el que te violenta en la tranquilidad del hogar porque eres de su propiedad, el que odia y discrimina todo tipo de diversidad sexual porque la heteronormatividad es parte de su conjunto de creencias. No solo las mujeres quieren ser parte del espacio público sino que también los homosexuales, lesbianas, bisexuales y transgénero, activando las alarmas de un poder que no quiere ser compartido. De izquierda o derecha, este espécimen se encuentra en ambos lados del espectro, en la derecha con más propiedad por el conservadurismo y los ideales, en la izquierda se viste de un supuesto compañero igualitario que en las lógicas partidistas desiguales otorga roles secundarios a las compañeras de partido.

En un día como hoy el macho heteronormativo chilensis te preguntará por qué no hay un día del hombre, te dirá que el día de la mujer es otra forma de discriminarte ya que no es acorde con la igualdad, sino no tendríamos día. Ese mismo discurso patriarcal llenará las redes de #niunomenos o seguramente #diadetodos e invisibilizará tu lucha porque si es igualdad es para todos. Lo cierto es que el #niunomenos solo disfraza a este macho heteronormativo chilensis como un hombre que cree dar cátedra de igualdad pero en el fondo solo busca defender sus privilegios y su poder patriarcal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s