Cataluña, 27-S: la canción del verano Responder

DEMOCRACIA: El encaje de Cataluña en el conjunto de España es una cuestión que afecta de manera estructural la política nacional –o plurinacional, para no herir sensibilidades— española. Es por ello que el desafío soberanista catalán aparece repetida y frecuentemente en la agenda política española, especialmente desde la deriva independentista del gobierno de CiU liderado por Artur Mas.

Álvaro M. Barea Ripoll

Catalan_Flag_Parachute

Espectáculo aéreo con las banderas española y catalana. Fuente: Wikipedia.

 

A estas alturas se ha escrito mucho acerca de la cuestión soberanista catalana, entendida en términos simplistas como el conflicto político mantenido por los actores políticos que apoyan la independencia de Cataluña y los actores que apoyan la permanencia de ésta en el conjunto de España. Sea cual fuere la relación psicosocial y/o político-jurídica entre los catalanes y el Más…

Anuncios

Olas del feminismo: la lucha de las mujeres por la ciudadanía 3

SOCIEDAD: La lucha de las mujeres por sus derechos está vinculada esencialmente a su cuestionable condición de ciudadanas. De esta forma, la evolución de la historia nos muestra que los derechos civiles, políticos y sociales han sido adquiridos por el mundo femenino de manera lenta y paulatina.

Manifestación feminista en la Plaza de la Bastilla en Paris, 1934. Fuente: Wikimedia

Manifestación feminista en la Plaza de la Bastilla en Paris, 1934. Fuente: Wikimedia

Ana María Gutiérrez Ibacache, académica de la Universidad Central de Chile

Desde su origen, la ciudadanía se ha asociado a lo masculino. En Grecia y Roma las cualidades del ciudadano siempre estuvieron pautadas por conceptos fundamentalmente varoniles, como la Más…

Andalucía, la resistencia del último bastión socialista Responder

DEMOCRACIA: Las elecciones andaluzas remiten a variados análisis, dependiendo de la organización política en liza. Cada cual valora el resultado en función de sus intereses. No obstante, hay otras cuestiones que los resultados electorales informan y que requieren ser analizados. ¿Qué tan particularista es el sufragio?, ¿hay cambio político ad portas? o ¿cuánto influye la abstención en la composición del sistema de partidos andaluz? Estos son aspectos que pueden arrojar algunas luces para las próximas convocatorias electorales.

Eduardo Alvarado Espina

BBC5AF87639543B983DEF67450EE280C-0000365387-0003488586-00640L-34C5622CE68E49F6AEF0A4FACF678DCA

Frontis Parlamento Andaluz

El adelanto de las elecciones ha reorganizado el mapa electoral andaluz. En este escenario se ha cumplido el objetivo de la presidenta de la Junta al consolidar su Gobierno y lograr presentar una «foto ganadora» al resto de España. Eso sí, no ha conseguido mejorar su último resultado electoral. Los 47 escaños no dan mayoría absoluta para gobernar en solitario y no reflejan la pérdida de votos de los socialistas andaluces, que transitan del 39,52% en 2012 al 35,49% de los votos en 2015. Más…

Grecia: apuntes sobre la realidad y la viabilidad del nuevo proyecto de Syriza 3

DEMOCRACIA: El pasado 25 de enero, Grecia vivió uno de los procesos electorales con más expectación de los últimos años. Ha sido la primera de la larga lista de citas electorales que tendrán lugar en Europa en 2015, y lo hizo dándole el testigo del Gobierno a Alexis Tsipras, con un partido más a la izquierda de la tradicional socialdemocracia helena y con unas promesas electorales que le generan una oposición frontal del resto de gobiernos europeos.

                                                                                                                                                                   S.M.P.*  y Guillermo H. Banderas

greecia

Desde 1974, con la caída de la Junta Militar Fascista, Grecia ha sido gobernada por partidos denominados de centro-izquierda y centro-derecha —PASOK y Nueva Democracia, respectivamente—, que coinciden con la dicotomía típica en los sistemas políticos europeos de socialdemocracia y democracia cristiana y encuadrados en el Más…

Plurinacionalidad en Ecuador: más allá de la declaración constitucional Responder

DEMOCRACIA: El Estado plurinacional propuesto también en Bolivia y Catalunya plantea una ruptura con el concepto de Estado moderno que se asienta en la idea de nación cívica concebida como el conjunto de los habitantes de un cierto espacio geopolítico a quienes el Estado reconoce el estatuto de ciudadanos y, por lo tanto, a la idea de que en cada Estado sólo hay una nación.

Waldemar Espinoza

pluri4

Último encuentro oficial entre el Gobierno Ecuatoriano y la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador – CONAIE (2009) Fuente: Presidencia del Ecuador.

Los recientes enfrentamientos entre el Gobierno de Correa y el movimiento indígena ecuatoriano por la decisión del primero de terminar con el comodato del edificio donde funciona la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) dejan al descubierto las grandes diferencias que separan a estos actores. Las raíces del conflicto se remontan a la «refundación del país» cuando la Asamblea Constituyente de 2008 declara al Ecuador como Más…

Nacionalismo español y catalán, percepción y legalidad 2

DEMOCRACIA: En España nos encontramos ante un contexto de conflicto nacionalista entre dos identidades nacionales encontradas: la española y la catalana. En los medios generalistas españoles –dominantes–, se argumenta fundamentalmente desde una perspectiva jurídico-legal, la del marco de la Constitución Española de 1978. Sin embargo, toda la bibliografía fundamental sobre nación, nacionalismo, religión y etnicidad se basa en una argumentación identitaria y perceptiva, social y cultural e incluso antropológica, dejando a la legalidad como mera implementación institucional de la sensibilidad nacional en particular.

Guillermo Hernández Banderas

 

Anthony D. Smith en su estudio sobre la nación y el nacionalismo hace un repaso de las diferentes teorías relevantes sobre el asunto. Más…

Ecuador: ¿Tiene la Revolución Ciudadana quién la defienda? Responder

DEMOCRACIA: Cuesta creer que el peor enemigo de Correa sea el propio Correa. Al pensar que tiene que defender la Revolución Ciudadana de ciudadanos poco esclarecidos, malintencionados, infantiles, ignorantes, fácilmente manipulables por políticos oportunistas o enemigos procedentes de la derecha, Correa corre el riesgo de querer hacer la Revolución Ciudadana sin ciudadanos, o lo que es lo mismo, con ciudadanos sumisos.

Boaventura de Sousa Santos

Celebración del 7.º aniversario de la Revolución Ciudadana en Guayaquil (2014)  | Fuente: Russavia

Celebración del 7.º aniversario de la Revolución Ciudadana en Guayaquil (2014) | Fuente: Russavia

Los intelectuales de América Latina, entre los que me considero por adopción, han cometido dos tipos de errores en sus análisis de los procesos políticos de los últimos cien años, sobre todo cuando contienen elementos nuevos, ya sean ideales de desarrollo, alianzas para construir el bloque hegemónico, instituciones, formas de lucha o estilos de hacer política. Por supuesto, los intelectuales de derecha también han cometido muchos errores, pero aquí no me ocuparé de ellos. El primer error ha consistido en no hacer un esfuerzo serio para comprender los procesos Más…

La batalla del 9N en el campo de la opinión pública 1

OPINIÓN: El 9N ya ha pasado. La tensión jurídico-política por la celebración del proceso de participación ciudadana en forma de consulta popular sobre el futuro político de Cataluña se ha mantenido hasta el último momento con la anulación del proceso y la desobediencia de las instituciones catalanas. El escenario post 9-N consiste en una lucha por la opinión pública entre el independentismo y el unionismo; una lucha en la que poco interesan los hechos tal y como han acontecido.alvaro

Álvaro M. Barea Ripoll

El pasado 9 de noviembre tuvo lugar en Cataluña un proceso de participación ciudadana que bien puede suponer un fiel reflejo de su compleja realidad sociopolítica. Si bien por un lado era una manifestación política cargada de simbolismo que debería poder acogerse al derecho de lalibertad de expresión, era también un acto político ejecutado por las instituciones catalanas del Estado que contravenía el ordenamiento jurídico, incurriendo incluso en la desobediencia al tribunal más alto del país. Debido, precisamente, a esa maraña explicativa en la que categorizar el proceso del 9N, las interpretaciones a sus resultados también son confusas y múltiples.

Por un lado, el soberanismo catalán se congratula de haber conseguido no sólo llevar a cabo un ejercicio democrático de participación popular, sino también del 80,76% de votos a favor del Sí-Sí, que se traducen en un apoyo a la independencia de Cataluña. Por otro lado, el «constitucionalismo» —entendiéndose como el colectivo catalán y del resto de España contrario al 9N— se aferra  a la ilegalidad de la consulta para restar importancia a los argumentos de los sectores soberanistas. En este sentido, los titulares de prensa el 10 de noviembre variaban desde el triunfalismo hasta la acusación delictiva pero, más allá de la batalla de opinión, destaca el hecho de que ambas posturas están siendo hipócritas en sus argumentos.

Más…